España a años luz de Londres en coctelería.

España a años luz de Londres en cuanto a coctelería se refiere.
Pisar Londres es entrar en un torbellino de emociones. Londres es una ciudad global, uno de los centros neurálgicos en el ámbito de las artes, el comercio, la educación, el entretenimiento, la moda, las finanzas… Y como no, la cuna de la coctelería mundial.
En España en los últimos años hemos dado un gran paso en este ámbito. Podemos presumir de tener grandes profesionales de reconocido prestigio y coctelerías que son una auténtica referencia, pero Londres… Eso son palabras mayores.
Londres está en el centro del mundo de la mixología. Es el lugar donde se desarrollan las últimas tendencias en el trabajo de los bármans y en los bares. El mero hecho de que se abran 15 bares nuevos cada mes en la capital inglesa dice mucho sobre lo activa que es la vida nocturna de la ciudad.

Fishtankbar

Barra restaurante Yauatcha, Londres.

En la capital de Inglaterra la coctelería es algo innato, es algo cultural que se mama desde muy pequeño y se produce de manera natural en cualquier rincón, restaurante, bar, cafetería, pub o club nocturno.

 

 

La calidad de las barras, preparadas con todo lujo de detalles, diseñadas para los barmans y para dar facilidades a la hora de preparar los combinados, las excelentes cartas que nos ofrecen una variedad de cocteles casi infinitos y posiblemente la predisposición del consumidor a probar y dejarse aconsejar hacen de Londres un lugar incomparable en Europa a la hora de hablar de alta mixología.
Es un placer entrar a un establecimiento en Soho y ver contrabarras con más de 40 diferentes tipos de vodkas, uno de los spirituosos más utilizados en cocteleria debido a su neutralidad.

Novikov

Espectacular barra Restaurante Novikov, Londres

 

Nos queda mucho en nuestro país para llegar a este nivel, nos queda mucho para llegar a estar a la altura y hablamos a escala general, claro que hay coctelería de muchos quilates en España, pero está muy localizada y no es algo fácil de encontrar.

 

Quizá lleguemos a exportar antes a Gran Bretaña nuestra famosa fiebre por el gin tonic, esta locura (bendita locura) que no deja de crecer sobre las ginebras y las tónicas antes de que nos llegue la espectacular coctelería de la que hacen gala los ingleses.
No pongamos límites a la creatividad, sea un coctel londinense o gin tonic a la española, la buena gastronomía está en el buen comer y en el buen beber..

 

Jonathan Bañó @Jonbaor

El consumo de vino crece en pubs y locales de ocio nocturno

El consumo de vino se está incrementando de una manera bastante acentuada en los pubs y locales de noche de nuestro país.

Hay varios motivos por los cuales el vino es cada vez más demandado en los pubs, bares de copas o incluso, en menor medida, en discotecas.

Uno de los más importantes es la oferta que ofrece el hostelero. La mayoría de los pubs, están teniendo muy en cuenta el aumento del interés por la gente joven en el mundo del vino y ofrecen el vino por copas. Además, realizan una publicidad visual en el establecimiento dando una opción que hasta hace pocos años era prácticamente inexistente.

Merece la pena recordar que ésta práctica es muy habitual en numerosos países como Argentina, Estados Unidos, Francia o Reino Unido.

Ésta ha sido una de las razones por las que, en muchas zonas (sobre todo las que reciben más turismo), han comenzado a ofrecer esta posibilidad y con mucho éxito.

Además, el turismo nacional ha podido aprovechar esta iniciativa y se han ido incrementando exponencialmente los locales que ofrecen el vino por copas en España y raíz de ello, su consumo.

El éxito se debe a varios factores:

– La oferta de vinos jóvenes, con poca crianza, de buena calidad, fáciles de beber y que no necesitan ser acompañados por ningún alimento.

– La preferencia por parte del consumidor a continuar tomando vino después de cenar en lugar de pasar al trago largo (gin tonics, mojitos, ron, vodka…).

– La posibilidad de tomar el vino por copas.

– El poder comenzar la noche con un vino como sustituto de la vieja, conocida y a veces repetitiva “caña”.

– Debido al coste de la copa que se acopla perfectamente a los bolsillos del consumidor y con una excelente relación calidad/precio.

La diferenciación que produce tomar un vino en una sala de baile, rompiendo los cánones establecidos.

La cultura que existe en nuestro país por todo lo que envuelve y genera el sector de la enología.

Por éstas razones, el consumo de vino se está imponiendo cada vez con mayor fuerza en los locales de ocio nocturno.

Me gustaría concluir con una frase que, particularmente, me encanta:

El mundo entero tiene más o menos tres vasos de vino de retraso” (Humphrey Bogart)

Jonathan Bañó @Jonbaor